martes, 3 de mayo de 2016

Hipótesis


Vivimos rodeados de probabilidades, de posibilidades, de opciones…..de lo que podría haber sido, un pluscuamperfecto del subjuntivo cotidiano……nuestras alternativas.
-Si hubiera nacido en cuna de oro…..?!   - Si fuera alto y de ojos azules…?!
Nuestras alternativas.....los que podríamos haber sido.....convivimos con nuestros “yo” alternos cada día de nuestras vidas, . Convivimos con el popular cantante, con el hábil futbolista, con el chef televisivo….y todo eso mientras cantamos en la ducha o jugamos al Fifa 2015 en el play-station o cocinamos una sopa de paquete…
Sin embargo, son esos otros yo los que nos mantienen con esperanzas. Son las expectativas de cambio. Son nuestras opciones escondidas que de vez en cuando quieren desprenderse del quien somos y asomar entre los botones de la camisa...como un alien. Es el famoso, el millonario, el futbolista que todos llevamos dentro pidiendo espacio para salir a cambiar el mundo, o al menos el nuestro. Y demás está decir que estos personajes secundarios nos acompañan siempre, esperando el momento. Son como el miedo, un bulto en la sombras que nos acompaña, agazapado, pronto para saltar a escena y quedarse con lo que somos… asumir el control.  
Todos tenemos esos otros “yo” aún que los tengamos subyugados, reprimidos, y aún que los escondamos bien…..ellos están... y afloran con nuestra debilidad, cuando la alegría o la tristeza se nos acercan ... o con algo de alcohol debo reconocer.  Cuando entramos a la canchita de futbol, asoma el crac haciendo un “dribling” espectacular, o cuando estamos en la ducha asoma ese cantante de voz clara y modulada.  
El gran problema es que difícilmente el “yo” alterno de las demás personas está de acuerdo con esas habilidades mostradas. En esos casos, nosotros, los de todos los días volvemos a tomar el control. Nuestra vergüenza,  nuestra timidez funcionan como agente intimidatorio del que podríamos ser y aquí, vamos a reconocer que nuestros otros yo ........ son unos verdaderos cobardes. Ante la menor crítica, no hacen más que esconderse…otra vez y dejarnos a nosotros mismos el más ridículo de los momentos.
Y bueno….acá estoy yo… digo el “yo mismo” esperando que alguno de mis “yos” alternos se anime de una buena vez a agarrar el joystick y hacerme famoso (y de preferencia rico), como chef, como cantante o como sea…..mientras tanto desde el espejo algún otro “yo” …  que no soy “yo”…. me mira de reojo, como esperando el momento.

martes, 31 de marzo de 2015

Encuentro a media luz





A esa hora en que la noche logra confundir el sueño con el cansancio…nos cruzamos en el pasillo.


Como no podía ser diferente, y por mera obra de la casualidad nuestras miradas se encontraron. Fue ese momento casi mágico de conexión entre dos seres donde se evade la timidez y el temor, donde la atracción animal nos deja en estado de no reacción. La luz era poca y ella brillaba…


Tenía esa mirada femenina, felina y vivaz. Tuve la impresión de que de un momento a otro simplemente desaparecería para siempre, dejándome solo con su imagen en las retinas para que esta me acompañara el resto de la noche.


Se movió un poco, como con miedo, rompiendo lo estático del momento… como liberándome de esa conexión paralizante en la que yo estaba. Por mi lado, pude volver a respirar… despacio al inicio para no causar miedo. Por un segundo la perdí de mi vista a causa de la penumbra…y otra vez la sensación de pérdida. Pero al instante siguiente…el brillo fugaz, el movimiento grácil, la agilidad, la fragilidad, la frialdad en movimiento….allí estaba ella.


En silencio me acerqué hasta que la posibilidad de contacto era una realidad y como serpiente próxima a su ataque quedé inmóvil por un momento…esperando...calculando…ahora era yo el cazador, hasta que con un movimiento rápido y  preciso…la maté de un zapatazo - ¡bicho asqueroso!

lunes, 6 de octubre de 2014

La relatividad de las certezas





Mucho se habla de las cosas seguras, de esas que consideramos como “ciertas”…las certezas.
Son parte del día a día. Difícilmente alguien hace una pausa para cuestionar lo que damos por hecho. Simplemente confiamos en el que instituyó el parámetro o en el que descubrió algo, en el que simplemente se dio cuenta que era así o en el que así lo decretó a falta de alguno más prepotente.
Sin embargo y por suerte, las cosas se van revisando.
 Antiguamente, se creía que la tierra era el centro del universo. Las estrellas eran pequeños orificios en el manto oscuro de la noche, que supongo estaría muy apolillado.
No nos olvidemos que hace aproximadamente unos 600 años la tierra era como una mesa sin patas y sustentada por cuatro elefantes, uno en cada esquina. Todo aquel que osase navegar hacia el fin del mundo……se caería literalmente de la tierra rumbo al oscuro infinito, donde los demonios del infierno dedicarían la eternidad a atormentarlos con torturas dantescas……..-como si dichos demonios no tuvieran nada mejor que hacer!!!
Pero, lamentablemente es más cómodo aceptar simplemente, sin cuestionar. Si existe una frase que de verdad me crispa los nervios es “…- pero siempre se hizo así…” como si eso fuera garantía de corrección. Es la frase que nos aproxima a la idea de manada….si el de al lado lo hace así….debe estar bien y lo hacemos nosotros igual. Tal como en una manada, basta con que uno se mueva a la izquierda y…allá van toooodos! – sin pensar.
Vaya entonces mi agradecimiento a los que dudaron, los que pensaron que hay otras explicaciones a las cosas, a los revisionistas de todas las épocas a los que pusieron en tela de juicio si algo estaba bien o mal. Si no hubiesen existido a lo largo de nuestra corta historia usaríamos ruedas cuadradas.
Soy un convencido de que hay que cuestionar y cuestionarse siempre. Viva la auto-crítica.
Ahora… si algo he constatado ejerciendo este precepto es que a la gente (y me incluyo) le resulta más fácil hacer una crítica….que recibirla. A nadie le gusta que se ponga en duda algo que tiene amalgamado en su conciencia como correcto. – Eso nos obliga a pensar y como el ser humano, y aún más por estas latitudes, es fiel seguidor de las leyes del mínimo esfuerzo…-no nos gusta.
Poner en duda una idea ampliamente aceptada como “cierta” por la gran mayoría no es fácil. A uno lo miran con cara de “…-y este loco? – de que aljibe salió...?” Me pongo entonces en el lugar de los heroicos pensadores que tuvieron la valentía de enfrentarse a las equivocadas “certezas” de otras épocas y por ello fueron destratados, ignorados y hasta perseguidos y asesinados.
Hoy en día, sin embargo, la vida es vertiginosa. Todo sucede a alta velocidad. La caducidad de las certezas es cada vez más y más corta.
Lo que era seguro ayer está siendo revisado hoy y cambiado mañana.
Lo que ayer nos hacía daño, hoy nos hace bien.
Lo que ayer nos hacía bien, hoy nos hace mal
Ayer el cigarro era fantástico para los nervios… -hoy nos mata
Ayer el sol nos bronceaba y daba “status”… hoy nos da cáncer
Ayer el plástico era la panacea universal de la civilización… hoy no sabemos de que manera deshacernos de el
Ayer las “fast foods” eran la solución a un mundo en aceleración… hoy son los mayores enemigos de la salud infantil
La televisión era el futuro de la cultura, hoy es una droga que consume el cerebro…
Las certezas en definitiva, dependen del lugar, del momento, de las circunstancias que rodean los hechos, de la gente que lo percibe y de la gente que lo describe, de los conceptos y preconceptos de la sociedad donde suceden y de muchas otras cosas más.
Ahora… si de una cosa tengo certeza… es de que el salmón es un bicho y no un color!!!!

martes, 9 de septiembre de 2014

Lucubraciones sobre la gran A…


Hace unos pocos días y como de costumbre para un martes de tarde fui a llevar a mi hijo a sus clases de Karate. Enorme mi sorpresa cuando al llegar al Dojo, el tema de acalorada discusión entre el Sensei y un par de madres de los futuros karatecas no era otro que…..el amor. Tema para nada de acuerdo con un gimnasio donde se enseña sobre la parte marcial del arte. –Será que a eso se refiere la gente con que el amor florece donde menos se espera??  Como sea, me dediqué a escuchar y a analizar las opiniones que fueron contrapuestas y cada una con sus válidos argumentos. Pero entre lo irónico de la situación y lo profundo del tema, lo cierto, es que eso me dejó pensando por un muy buen rato (valga la aclaración para el título: Lucubrar = Obra o producto de la meditación y la reflexión) y la primer pregunta de rigor a todo el que medita sobre un tema: -yo, sé lo que es el amor?  - Claramente lo siento, pero… se definirlo?
Bajo la conciencia de que las verdades absolutas no aplican al tema, lo primero que hice fue buscar en diccionarios la definición de amor….tarea larga y confusa. Las definiciones son demasiadas pero todas llevan la aceptación de que se trata de la conjunción de los sentimientos relativos a la afinidad entre seres (a veces también entre cosas). Y no se quien esté leyendo,  pero a mi……la definición no me convenció.
Lo que nos interesa a todos, en gran parte, es lo que nos pasa en la vida diaria, principalmente entre las parejas y por ahí va este texto. Veo que existen las más variadas formas de entender y de explicar el amor por ejemplo, están los que dicen que el amor es pasión, es fuego. Otros dicen que el amor se construye, se aprende. También están los incrédulos que niegan su existencia en contraposición a aquellos que no conciben un universo sin su presencia omnipotente. En fin……hasta en eso la humanidad logra ponerse en desacuerdo. Entonces ante la imposibilidad de un consenso universal sobre el tema, lo importante pasa a ser lo que piensa cada uno de nosotros, lo que nos colma, lo que nos convence y nos hace felices. Dicho esto, la pregunta del millón……-que es para mi? – Que creo yo?
Bien, creo que el amor es un proceso de búsqueda, creo que es la sumatoria de los sentimientos hacia nuestra contraparte en cada etapa, en cada edad, en cada momento. El amor sin dudas no es simple… es compuesto.
Pienso que existe un cierto orden para las diferentes etapas, todos tenemos nuestros tiempos emocionales y estos ni siempre coinciden con los tiempos que el resto del mundo espera,  pero nuestro crecimiento como seres humanos suele darnos escalonadamente la madurez para encarar este tema en cierta secuencia más o menos predecible.
No se puede pensar el amor entre dos seres humanos sin pasar por la pasión, la debilidad de la carne, el deseo del contacto, la sensibilidad de la piel, esta etapa no sabe de tibiezas, aquí no se admiten términos medios. Claro está que es en esta etapa donde solemos “meter la pata”, nos dejamos llevar por los instintos más ancestrales, sin filtros, sin redes bajo la cuerda floja. Claro está que no todos somos iguales, también los hay quienes tienen la suerte de encontrar a su compañero de viaje en esta etapa (que por lo general es la primera) y a estos suertudos les toca compartir el resto de las etapas lado a lado.
Un etapa, por lo general posterior, es la etapa del conocimiento, es donde nos revelamos más allá del cuerpo, donde mostramos nuestra “ropa sucia”, son las primeras discusiones a flor de piel es donde salimos de nuestras zonas de confort, es un período de adaptación. Tiempos difíciles si los hay.
Luego, el acostumbramiento, el marasmo, caminar al sol en silencio, sudando a gota gorda. Es una etapa donde las luchas exógenas mueven los cimientos, donde la capacidad de resistencia de la unión es constantemente testeada por la cuenta de la luz y del agua y del colegio. Lugares comunes de discusiones que van muy por debajo de la piel. Donde muchas veces sacrificamos los espacios de contacto con el ser amado para atender el resto………..de cierta manera perdemos un poco el foco. Es acá donde toman importancia el respeto y el reconocimiento.
Finalmente… la etapa de compañerismo, la complicidad, ya nos conocemos, no hay sorpresas… las discusiones son sobre la vida.
Aclaro que para mi, las discusiones son esenciales, son el sacudón que te hace sacar los dedos del enchufe.
Pero…..todo esto dicho así me suena tremendamente frio y hasta aburrido. En realidad creo que ninguna etapa es capaz de sobrevivir por si sola.
Pobre del que crea que el amor es pasión y nada más. Ese, está signado la ansiedad de la búsqueda eterna. En lo personal no lo critico, es un tema de decisiones pero aviso que quien busque en el amor una llama eterna se perderá la agradable tibieza de las brasas. (esto sonó muy poético por cierto / esta frase merece un Pulitzer!!!)
-No puede haber amor si no existe la pasión, la complicidad, la amistad, el respeto, el cariño… y todo en partes totalmente equilibradas que irán cambiando según el momento.
-Que más lindo que un buen toque de sorpresa….tiremos para arriba todas las facturas y escapémonos sin los niños!
-Ay compañera, te espero por ahí……después del enojo……sé que vas a estar… y un poco de eso se trata... estar... disfrutar… resistir… desear… acompañar… compartir… discutir… encubrir… destruir… reconstruir… empezar de nuevo sabiendo que estás ahí….......

miércoles, 6 de agosto de 2014

Gracias al Tigre….


-Ahora que el susto pasó. – Ahora que venimos recuperándonos bien. – Ahora que ya tenemos un tiempito para pensar. –Ahora, podemos hacer balance…..por suerte.

Los avisos que da la vida son siempre un susto, pero creo que es la única manera de hacernos parar para pensar.

Yo tengo la suerte de pertenecer a una familia tipo, con valores de clase media e intenciones de hacernos ricos. Esta sana ambición se la debo a mi viejo. El viejo nos enseñó, a mi hermano y a mí, a siempre buscar mejorar, no importa en lo que estemos metidos, lo importante siempre es hacer el mejor esfuerzo para que uno mismo y los seres queridos estén mejor.

Se escribirían varios libros con las anécdotas de mi padre de las que te hacen reír, de las que llenan de bronca y de las que también entristecen. No es la intención de este texto contar esas anécdotas. Solo quiero reconocer al luchador incansable al que nunca en su vida bajó los brazos, al que puso su familia al hombro y nunca dejo faltar nada.

A lo largo de sus ya largos años hizo de todo un poco. Trabajó con madera de mil maneras, picó piedra hizo ladrillos, y lo más difícil formó gente. Se codeo con profesionales de muchas áreas, es admirado por muchos y como no podía ser diferente también tuvo detractores.  Se puede decir sin temor a mentir que fue un fundador de empresas aquí y en el exterior. Es la gente como mi viejo que van haciendo la patria todos los días….y lo digo sin ningún tono de heroísmo ni mucho menos.

El viejo es una de esas personas a las que nadie llama “El viejo”. La vitalidad, la voluntad la fuerza, la juventud están en cada acción. Difícil seguirle el paso. Va, viene, baja, sube….difícil verlo quieto.

Más allá de las diferencias propias y sabidas de la edad, el viejo siempre fue el mejor consejero. Siempre fue el amigo sincero…ese que te dice lo que tiene que decir….aún que duela….y muchas veces dolió. Pero ahora, pasado el tiempo, entiendo toda la razón que tenía…casi siempre.

Soy un convencido que una gran parte del ser como soy, se la debo al viejo. No lo digo porque es lo políticamente correcto. -Lo digo porque creo que un poquito más que la gran mayoría de las personas,  aprendí a escuchar, pensar y valorar el consejo desinteresado de alguien que te quiere bien y créanme que eso es algo difícil.  Tenemos la tendencia a creer que somos los dueños de la verdad y tomamos todo aviso y consejo como algo que no nos toca…..hasta que pasa el tiempo y muy a contra-gusto tenemos que aceptar que tenían razón.

Dios me permita, como dicen los veteranos, poder ser para mis hijos al menos una parte de la figura que mi padre es para mí.

Por eso, hoy, que todavía te lo puedo decir frente a frente……..-gracias viejo.

…y más allá del susto que la vida nos dio……-tenemos tigre pa´rato…



lunes, 21 de abril de 2014

Y llegó el último ciclista…………………….


Pasó la navidad, se fueron los reyes, carnaval “cantó flor” y finalmente se nos terminó  semana santa. La estiramos todo lo que pudimos….pero igual se nos fue.

Se dice que el Uruguay recién enciende motores cuando llega el último ciclista (para los que no saben, es durante la semana Santa o semana de turismo como quieran llamarla según cada religiosidad, que en este bendito país se corre la “vuelta ciclista del Uruguay”). El último ciclista funciona como una especie de despertador del funcionamiento del país.

Para los amantes de la vida al aire libre la semana de “turismo” es el momento en que viejos amigos, compañeros de laburo o vecinos se juntan para acampar a orillas de un lindo arroyo de los que abundan por estos pagos con pretexto de respirar aire fresco, descansar, pescar y cazar todo aquello que se mueva al aire libre. Se visten de cazadores, todos camuflados y sacan a relucir las escopetas que heredaron del “nono”. Claro está que para la gran mayoría de estos “campechanos” todo esto es solo una excusa para emborracharse hasta el aburrimiento o como decía el gran Juceca : - “mamarse por unanimidad”

Ultimamente la semana de turismo es el momento para que hagamos turismo interno puesto que es mucho tiempo para “bancar” a los gurises dentro de casa y poco tiempo para viajar al exterior salvo que se viva en alguna frontera como Chuy o Rivera por ejemplo. Para los que optan por quedarse…. las "criollas" son un buen programa principalmente si los defensores de animales hacen algún alboroto por las “domas”…es de lo más divertido.

Para los creyentes practicantes (no como uno que solo acompaña en bautismos y casamientos….y si hay fiesta), es el momento máximo de espiritualidad donde el mismo hijo de Dios alcanza el apogeo del sufrimiento por la humanidad, es crucificado y vuelve a la vida. Y son muchas las formas que los creyentes usan para congraciarse y compartir tal martirio por ejemplo: - durante la semana Santa no se come carne y vaya si eso significa sacrificio para nuestro carnívoro pueblo. Eso sí…pescado si se puede y eso es algo que nunca entendí….o acaso el pescado no es hecho de carne?? -estará relleno de coliflor??  -Otra forma de martirio son las peregrinaciones entre las distintas iglesias…-hay que visitar iglesias (como si al día siguiente no se pudiera!!!!)!! - y para peor…..a pié.    – Otros hacen ayuno hasta las 10 de la matina!! Claro que eso era un sacrificio enorme en una época en la que la gente se solía despertar a las 4 o 5 de la mañana pero hoy en día el que se levanta temprano un viernes santo…lo hace a eso de las 11am, poco más o poco menos, por lo que el sacrificio es solo anecdótico.

Pero lo que de verdad nos importa de todo eso es que nos van quedando pocas excusas para no trabajar. De ahora en adelante el año se hace cuesta arriba, los feriados son pocos y para peor caen los fines de semana los malditos. Para nosotros los charrúas…que vamos a ser sinceros….muy amantes del laburo NO somos!! Eso es como tener que levantarse a las 6 am todos los días….mortal! -si hay que hacerlo…. lo hacemos pero no nos gusta para nada. El cansancio parece acumulativo y tiende a empeorar con el pasar de los días.

De hecho deambulando por ahí….el otro día, creí haber escuchado de boca de algunos jóvenes y no tanto (charrúas ellos…) un plan para raptar al último ciclista en un intento de estirar un poquito, aún que sea, esta semana Santa o de turismo o de como quieran llamarla….

lunes, 17 de marzo de 2014

SEJA UM IDIOTA (Texto de Arnaldo Jabor, periodista y pensador brasilero)


Encontré este texto y me pareció interesante para compartir...........
 
A idiotice é vital para a felicidade.

Gente chata essa que quer ser séria, profunda e visceral sempre. Putz! A vida já é um caos, por que fazermos dela, ainda por cima, um tratado? Deixe a seriedade para as horas em que ela é inevitável: mortes, separações, dores e afins.

No dia-a-dia, pelo amor de Deus, seja idiota! Ria dos próprios defeitos. E de quem acha defeitos em você. Ignore o que o boçal do seu chefe disse. Pense assim: quem tem que carregar aquela cara feia, todos os dias, inseparavelmente, é ele. Pobre dele.

Milhares de casamentos acabaram-se não pela falta de amor, dinheiro, sexo, sincronia, mas pela ausência de idiotice. Trate seu amor como seu melhor amigo, e pronto.

Quem disse que é bom dividirmos a vida com alguém que tem conselho pra tudo,soluções sensatas, mas não consegue rir quando tropeça?

hahahahahahahahaha!...

Alguém que sabe resolver uma crise familiar, mas não tem a menor idéia de como preencher as horas livres de um fim de semana? Quanto tempo faz que você não vai ao cinema?

É bem comum gente que fica perdida quando se acabam os problemas. E daí,o que elas farão se já não têm por que se desesperar?

Desaprenderam a brincar. Eu não quero alguém assim comigo. Você quer? Espero que não.

Tudo que é mais difícil é mais gostoso, mas... a realidade já é dura; piora se for densa.

Dura, densa, e bem ruim.

Brincar é legal. Entendeu?

Esqueça o que te falaram sobre ser adulto, tudo aquilo de não brincar com comida, não falar besteira, não ser imaturo, não chorar, não andar descalço,não tomar chuva.

Pule corda!

Adultos podem (e devem) contar piadas, passear no parque, rir alto e lamber a tampa do iogurte.

Ser adulto não é perder os prazeres da vida - e esse é o único "não" realmente aceitável.

Teste a teoria. Uma semaninha, para começar.

Veja e sinta as coisas como se elas fossem o que realmente são:
passageiras. Acorde de manhã e decida entre duas coisas: ficar de mau humor e transmitir isso adiante ou sorrir...

Bom mesmo é ter problema na cabeça, sorriso na boca e paz no coração!

Aliás, entregue os problemas nas mãos de Deus e que tal um cafezinho gostoso agora?

A vida é uma peça de teatro que não permite ensaios. Por isso cante, chore,dance e viva intensamente antes que a cortina se feche!